Remoción de las partículas coloides


A menudo se desea remover las partículas coloidales de un medio de dispersión, como estas partículas son muy finas para ser filtradas.

Las partículas coloidales, deben aumentar su tamaño, a este proceso se le llama coagulación. Estas partículas grandes pueden removerse del medio de dispersión por medio de la filtración, o dejándolas que se asienten. La coagulación debe ser provocada, esto se puede hacer por medio de la temperatura, o añadiendo un electrolito a la mezcla.

Las formas de trabajar de estos procesos son las siguientes: al calentar el coloide, las partículas aumentan la velocidad de sus movimientos, provocando que las moléculas de las partículas colisionen provocando un aumento en su tamaño. O bien, al añadir un electrolito a la mezcla, se neutraliza la carga en la superficie de las partículas, inhibiendo así la repulsión que estas partículas tienen hacia las otras, consiguiendo así que aumenten su tamaño las partículas, haciéndolas más fácil de remover, por medio de la filtración.

Hay otro tipo de separación que es posible en los coloides, esta es llamada diálisis, esta se da al pasar el coloide a través de membranas semipermeables, debido a que los iones de las partículas son capaces de pasar a través de la membrana, pero los coloides no. Este tipo de separación se da en nuestros riñones, y es simulada en los riñones artificiales, donde se hacen las diálisis a la sangre de los pacientes.




Primero hay que definir lo que es movimiento Browniano: Toda partícula experimenta lo que se llama
movimiento Browniano; el movimiento Browniano es el movimiento que tiene una partícula debido a su temperatura - la energía que tiene debido a su temperatura se manifiesta con movimientos cortos al azar, cuya velocidad promedio depende de la temperatura. Para un objeto grande, su masa es tanta que se mueve tan poco que el movmiento Browniano no es observable, por lo cual no lo vemos en la vida diaria. Pero para partículas lo suficientemente pequeñas, así como para moléculas y átomos, es muy importante.
Un coloide se define como una partícula lo suficientemente pequeña como para experimentar movimiento Browniano pero a la vez mucho más grande que las moléculas del medio en que se encuentra. Es decir, la partícula "ve" el medio como una una sustancia continua y no como un conjunto de moléculas. Un coloide puede ser un sólido (con los que he trabajado), un líquido (es decir, una emulsión) o un gas (burbujas). En el caso de coloides sólidos pueden tener distintas geometrías (los coloides esféricos son muy estudiados) y pueden ser de tamaño más o menos uniforme (llamados monodispersos) o con una gran variación de tamaño (polidispersos).
Los coloides pueden formar estructuras semejantes a los cristales, líquidos y demás estructuras moleculares. Esto es debido al potencial de depleción.